TULÉAR

El universo gastronómico de Alex Milla  

Cliente: Alex Milla Espinosa.

Ubicación: C. Ortega Nieto, 4, Jaén.

Actuación: Restyling decorativo.

Fotografía: Juan Antonio Partal 

Imagen gráfica: Alkázar Comunicación.

Modelo: Pilar Weller.

El chef Alex Milla se embarca en este proyecto en solitario y recurre a nosotros para que le demos forma al espacio que va a servir de escenario para la presentación de sus platos.

Tuléar, (ciudad de Madagascar que visitó en un viaje solidario ) como nombre y crear una estética con un toque canalla fueron sus premisas.

Nos encontramos con local que había sido destinado a marisquería y una decoración de estilo industrial pero carente de personalidad.

 

Ideamos el concepto de "universo gastronómico" con la intención de crear una atmósfera envolvente que complemente los genuinos platos de Alex Milla.

Después de varias revisiones en el eje creativo se opta por una simplificación estética conservando ciertos detalles que confieren una identidad propia.

 

Aprovechando la doble altura en la zona de sala y el revestimiento de ladrillo visto en las paredes, se encarga al pintor Antonio del Moral la creación de un mural a modo de graffiti.

Se representa al llamado Chipinejo, un conejo con cuerpo de chipirón cuyos tentáculos recorren todo el local.

 

Introducimos elementos de hierro y malla metálica dejando el acabado natural de los materiales que acentúan el carácter canalla e industrial del local.

Con estos materiales creamos el separador y una estantería de grandes dimensiones a modo de jaula para exposición de vinos, aceites,... además de delimitar las zonas de barra y sala.

 

Una gran rinconera con respaldo alto complementa una selección de mobiliario que mezcla la delicadeza de las tapicerías en terciopelo con el empleo de sillas y taburetes inspiradas en el modelo Navy Chair americana.

Aportamos un toque brillante con el empleo de esferas en cristal cromado para la iluminación suspendida.

 

Como elemento característico, espejos circulares en el techo de la sala, sus distintas orientaciones nos permite ver el local y a los comensales desde distintos ángulos, creando un divertido juego visual.